Crônicas,contos e outros textos

PÁGINA PRINCIPAL LISTA DE TEXTOS Zaide Moz


COMPARTILHAR FAVORITOS ver profile do autor fazer comentário Recomende para um amigo Assinar RSS salvar item em delicious relacionar no technorati participe de nossa comunidade no orkut galeria relacionar link VerdesTrigos no YouTube fazer uma busca no VerdesTrigos Imprimir

São Miguel das Missões Verdes Trigos em São Miguel das Missões/RS - Uma viagem cultural

VerdesTrigos está hospedado no Rede2

Leia mais

 




 

Link para VerdesTrigos

Se acha este sítio útil, linka-o no seu blog ou site.

Anuncie no VerdesTrigos

Anuncie seu livro, sua editora, sua arte ou seu blog no VerdesTrigos. Saiba como aqui

Eladia Blázquez, pasión porteña

por Zaide Moz *
publicado em 17/11/2007.

Eladia Blazquez (1931-2005) Argentina. Pianista, guitarrista, compositora, autora, cantante. Apodada “la Discépolo con faldas”. Un ser humano con sensibilidad exquisita, comprometida con la vida y la gente. Una grande de verdad que supo honrar la vida.

Nació un 24 de febrero de 1931 en Avellaneda - zona sur de la provincia de Buenos Aires. Hija de inmigrantes españoles, creciò en una casa modesta de un barrio humilde. Debutò profesionalmente en radio Argentina, a los ocho años, con un repertorio popular español. A los 11 escribió su primera composición, el bolero "Amor Imposible". En 1957, publico la canciòn melòdica "Humo y Alcohol.". A los 20 realizò la obra "Mi vinito de jerez" en homenaje a Federico García Lorca.

Compuso canciones en variados estilos y sus intèrpretes tambièn lo fueron…pero en un momento…"sin darse cuenta, empezó a hablar de Buenos Aires"… En 1968, la balada "No es un juego el amor" ganó el Festival Buenos Aires de la Canción. En 1970 presenta su primer disco de tango donde interpreta algunos de sus mejores temas: "Contame una Historia", "Sin Piel"; ""Mi ciudad y mi gente" con el que vuelve a ser premiada en el Festival de la Canción, "Sueño de Barrilete"….

Desde chico ya tenía en el mirar
esa loca fantasía de soñar...
Fue mi sueño de purrete
ser igual que un barrilete
que, elevándose entre nubes,
con un viento de esperanza...sube y sube...
Y crecí en ese mundo de ilusión,
y escuché sólo a mi propio corazón,
mas la vida no es juguete
y el lirismo es un billete... sin valor...

Yo quise ser un barrilete
buscando altura en mi ideal,
tratando de explicarme que la vida es algo más
que un simple plato de comida.
Y he sido igual que un barrilete
al que un mal viento puso fin.
No sé si me falló la fe, la voluntad,
o acaso fue que me faltó piolín...

En amores sólo tuve decepción,
regalé por no vender mi corazón.
Hice versos olvidando
que la vida sólo es prosa dolorida
que va ahogando lo mejor y abriendo heridas...
¡Ay!...¡La vida!...
Hoy me aterra este cansancio final.
Se hizo trizas mi sonrisa, mi ideal...
Cuando miro un barrilete
me pregunto: Aquel purrete, ¿dónde está?

Creadora de un tango-canciòn verdaderamente nuevo - en algún sentido sòlo comparable a la obra del binomio Astor Pizzolla y Horacio Ferrer - lo ùnico que le pedìa a la vida era poder seguir componiendo. Sobre los ejes de su inspiración, Eladia señalaba "Me inclino por las vivencias humanas que nos atañen a todos, que nos duelen mucho y que van mas allá de la pareja … Estoy, de algún modo, testimoniando una época casi sin salida, que a veces creí que era verdaderamente apocalíptica. Pero cada canción, por dura que sea, trata de parar ese Apocalipsis; de advertir y mostrar otra cara, la cara del amor."

Apodada "Discepolo con Faldas" por el talento, estilo crìtico y sin dobleces de sus letras, conociò el suceso, la llegada al gran pùblico, y al mismo tiempo, la crìtica constante de los sectores màs tradicionalistas a lo largo de toda su trayectoria…Asì describía su irrupción en el ambiente tanguero: "A nivel creación el tango era muy machista, pero me aceptaron"…"Terminaron bancàndome como se acepta una gripe"…"Nunca sufrì discriminación porque no me enganchè"

Amaba tocar el piano, tomar mate, reunirse con amigos, vestir sencillamente-jeans y zapatillas- cuidar sus plantas, ir al teatro. No le agradaba el vèrtigo, los ascensores, los aviones. Cierto pánico le generaban las multitudes.

Además de poeta, cantante, compositora, autora, se consagró como pianista y guitarrista. Misturo, como sòlo un gran alquimista puede hacerlo, sensibilidad, formación autodidacta y sus estudios con el Maestro Rubinstein.

Tal vez su obra más emblemática sea "Corazòn al Sur"…

Nací en un barrio donde el lujo fue un albur,
por eso tengo el corazón mirando al sur.
Mi viejo fue una abeja en la colmena,
las manos limpias, el alma buena.
Y en esa infancia, la templanza me forjó,
después la vida mil caminos me tendió
y supe del magnate y del tahúr,
por eso tengo el corazón mirando al sur.

Mi barrio fue una planta de jazmín,
la sombra de mi vieja en el jardín,
la dulce fiesta de las cosas más sencillas
y la paz en la gramilla de cara al sol...
Mi barrio fue mi gente que no está
las cosas que ya nunca volverán
si desde el día que me fui, con la emoción y con la cruz
¡yo sé que tengo el corazón mirando al sur!...

La geografía de mi barrio llevo en mí,
será por eso que del todo no me fui:
la esquina, el almacén, el piberío...
los reconozco...son algo mío.
Ahora sé que la distancia no es real
y me descubro en ese punto cardinal
volviendo a la niñez desde la luz,
teniendo el corazón mirando al sur...

En 1988 fue distinguida como hija dilecta de Avellaneda-ciudad que la vio nacer- En 1992 fue declarada Ciudadana Ilustre de la Ciudad de Buenos Aires.
Publicò dos libros "Mi Ciudad y mi Gente" y "Buenos Aires Cotidiana".

Acerca de su Discografìa, estos son algunas de sus producciones editadas: "Buenos Aires y yo", "Eladia", "Somos o no Somos", "Yo la escribo, yo la vendo", "Si te viera Garay", "Retratos sonoros", "Mercado", "La Mirada", "Clàsicos Populares", "Con las alas del alma". Entre otras de sus canciones más recordadas se encuentran: "Bien Nosotros", "A un semejante", "Vamos todos en montòn", "Con las alas del alma", "Si Buenos Aires no Fuera asì", "Convencernos", "Prohibido Prohibir":

No se puede prohibir, ni se puede negar
el derecho a vivir, la razón de soñar...
No se puede prohibir, el creer ni el crear,
ni la tierra excluir, ni la luna ocultar...
No se puede prohibir, ni una pisca de amor,
ni se puede eludir que retoñe la flor...
Ni del alma el vibrar, ni del pulso el latir,
ni la vida en su andar... No se puede prohibir.

No se puede prohibir, la elección de pensar
ni se puede impedir, la tormenta en el mar...
No se puede prohibir, que en un vuelo interior
un gorrión al partir, busque un cielo mejor...
No se puede prohibir, el impulso vital,
ni la gota de miel, ni el granito de sal...
Ni las ganas sin par, ni el deseo sin fin
de reir, de llorar, no se puede prohibir.

No se puede prohibir, el color tornasol
de la tarde al morir, en la puesta de sol.
No se puede prohibir, el afán de cantar,
ni el deber de decir lo que no hay que callar...
Sólo el hombre incapaz de entender, de sentir
ha logrado, al final, su grandeza prohibir,
y se niega el sabor y la simple verdad,
de vivir en amor y en total libertad...
Si tuviese el poder de poder decidir...
Dictaría una ley... ¡Es prohibido prohibir!
.
El 31 de agosto de 2005 Eladia decide mudarse a otro barrio, al otro lado del cielo, desde donde brilla, con luz propia, iluminando la ciudad del rìo color marròn junto a la cruz del sur!

Hasta siempre y muchas gracias! No es habitual que coherencia, arte, ternura, y cierto sentido crìtico se den la mano. Eladia Blázquez fue, es y serà parte de ese encuentro verdadero con la gente y la ciudad. Nuevamente agradecida Henrique y a Todos los Verdes Trigos! Me despido hasta muy pronto, pero antes, quiero compartir este regalo para el alma que nos dejara la querida Eladia:

"Honrar la Vida"

No! Permanecer y transcurrir
no es perdurar, no es existir
¡Ni honrar la vida!
Hay tantas maneras de no ser,
tanta conciencia sin saber
adormecida...
Merecer la vida no es callar y consentir,
tantas injusticias repetidas...
¡Es una virtud, es dignidad!
Y es la actitud de identidad ¡más definida!
Eso de durar y transcurrir
no nos da derecho a presumir.
Porque no es lo mismo que vivir...
¡Honrar la vida!

¡No! Permanecer y transcurrir
no siempre quiere sugerir
¡Honrar la vida!
Hay tanta pequeña vanidad,
en nuestra tonta humanidad
enceguecida.
Merecer la vida es erguirse vertical,
más allá del mal, de las caídas...
Es igual que darle a la verdad,
y a nuestra propia libertad
¡La bienvenida!...
Eso de durar y transcurrir
no nos da derecho a presumir.
Porque no es lo mismo que vivir...
¡Honrar la vida!

Sobre o Autor

Zaide Moz: - Periodista, Editora Boletín Informativo sobre Redes de Salud,
- Creadora de Proyecto Preventivo acerca de "Cómo atenuar el impacto del Cambio Climático en nuestra vida cotidiana"
- Escritora a pedido de cartas de amor, diversos formatos
- En preparación libro sobre observaciones, curiosidades, con humor acerca del machismo en las relaciones humanas
- Estudiosa de la Música en general y en particular de la MPB, entre otros movimientos muy marcantes.

< ÚLTIMA PUBLICAÇÃO | TODAS | PRÓXIMA>

LEIA MAIS


auspícios, por Terezinha Pereira.

Projeto Terças Poéticas apresenta Fabrício Carpinejar e homenagem a Carlos Nejar e Maria Carpi, por José Aloise Bahia.

Últimos post´s no Blog Verdes Trigos


Busca no VerdesTrigos